Como dejar de comer azúcar

0
569
Como dejar de comer azúcar
Como dejar de comer azúcar

Que el azúcar no es beneficiosa para nada es algo de lo que todos somos conscientes. Por mucho que queramos cuidarnos, hay situaciones como el estés, la ansiedad o ponerse a dieta, que nos impulsan a querer comer dulces. ¿Se puede evitar? Sí. Por qué el cuerpo quiere que comas azúcar

Hay muchos motivos por los que nuestro cuerpo genera una necesidad inherente de azúcar.

Estos son algunos: Por placer

Cuando tomamos azúcar, nuestro cerebro genero dopamina y serotonina, las cuales están implicadas en nuestras sensaciones de placer y bienestar. Es por ello que el azúcar crea adicción. Cuanto más comemos, más queremos. 

Estrés e insomnio

Ambos son factores que influyen en que queramos azúcar ya que influyen en nuestro sistema hormonal y disminuyen la producción de leptina. Esta hormona es la encargada de decir al cerebro que estamos satisfechos. Cuando sus niveles se reducen, tenemos hambre y queremos dulce. 

Dietas milagro

Las dietas milagro que suelen ser muy restrictivas, reducen la ingesta de hidratos de carbono y fruta por la idea de que engordan. Esto provoca una necesidad de estos nutrientes en nuestro organismo, a los que recurrimos tomando azúcar, ya que los niveles de esta en la sangre disminuyen considerablemente. 

Cómo dejar de comer azúcar

Bien, ahora que ya sabemos las causas por las que nuestro cuerpo y nuestro cerebro nos pide azúcar, veamos cómo evitar hacerlo aunque estemos pasando por situaciones como las mencionadas anteriormente. 

No tomes alimentos procesados

Todos los alimentos industriales ya sean snacks, refrescos o chucherías, así como la comida envasada, tienen un alto contenido de azúcar y, recuerda: cuanto más comas, más te pedirá el cuerpo. 

Lleva algo en el bolso

Si vas a salir o a trabajar, seguramente a mitad del día te den ganas de comer algo. Si te conoces, sé previsor, evita en el ultimo momento entrar en una tienda a comprar bollería. 

Por el contrario, lleva una fruta en el bolso, unos tomates cherry o cualquier otro snack sano que se te ocurra. 

Come varias veces al día

Comer varias veces al día te hará mantener un estado de saciedad, evitando que el cuerpo te pida azúcar. Además, de esta manera el metabolismo trabaja más rápido y se evita el sobrepeso. Si quieres azúcar come, pero sana

Hay muchos alimentos dulces que no te perjudican. Por ejemplo, las frutas deshidratadas, el chocolate negro o especias como la canela. Hay muchas combinaciones que puedes hacer con estos ingredientes para darte un capricho muy sano. 

Bebe mucho

Cuando nos mantenemos bien hidratados, tenemos una sensación de saciedad que evita que la ansiedad nos ataque y queramos a toda costa comer dulces.

Come más proteínas

Uno de los motivos más importantes por los que el cuerpo nos pide azúcar sin filtros es la falta de nutrientes necesarios o la ausencia de una buena alimentación. Comer proteínas no solo suple las carencias de nuestro organismo, sino también nos sacia.

Mantente ocupado

El aburrimiento o tener demasiado tiempo libre no hace más que querer comer, especialmente si tenemos ansiedad por la comida. 

Lo mejor es que ocupes tu mente con cosas que te guste, así como un poco de ejercicio, bien sea caminar o cualquier otro. Esto genera endorfinas, lo que nos provoca una sensación de bienestar que no tendremos que suplir con dulces.

¡Cuidado con la obsesión!

Ahora que ya sabes que el azúcar no nos beneficia es posible que hayas decidido dejarlo. No obstante, no te obsesiones. No quiere decir que no puedas comer un poco o darte un gusto, pero solo de vez en cuando. 

Lo importante no es si comes azúcar, sino cuánta y cuándo. Tener buenos hábitos te da la oportunidad de darte un capricho cuando te apetezca siempre que lo hagas con equilibrio. 

Recuerda que el cuerpo nos engaña creyendo que necesitamos azúcar, pero en realidad las causas son otras muy distintas. Ten buenos hábitos y date un capricho sin remordimientos. 

Lleva una dieta equilibrada, haz un poco de ejercicio, y elige alimentos dulces como los que que te mencionamos antes. Y aun así, si un día quieres un helado o una pieza de bollería industrial, ¡también podrás hacerlo! Porque cuidarte solo depende de ti y nosotros te ayudamos a conseguirlo.

Compartir